lunes, 19 de diciembre de 2011

Tengo un corazón de piedra

Descansa en paz, Sor Virtudes, que me quedo al mando.

El sábado descorrí las siete vueltas de llave de la celda y las tres del portón y salí al mundo exterior para celebrar mi cumpleaños, una salida que llevaba preparando con ilusión desde mucho tiempo atrás. Acostumbrada a que los planes en los que incluyo a otra persona corren el riesgo de irse al traste, como ha sido el caso, he ido desarrollando con los años una extraordinaria habilidad para improvisar planes B, y el de esta vez ha sido de verdad emotivo, tanto como para mandar a sor Virtudes a la jubilación celestial y ocuparme de lo que es mío.

Dónde estuve y con quién, me lo guardo, pero sí tengo que decir que volví llena de regalos: los que me hicieron y los que traje para dar. 





Me regalaron: un hogar acogedor, abrazos apretados, sonrisas y risas, palabras, oídos, mimos, historias fascinantes y desconocidas, tiempo, llamadas, correos, confianza, "cositas" llegadas y aún por llegar, el happy birthday en tres idiomas, un improvisado y divertido desayuno de cumpleaños con dos velas sobre una medianoche rellena de chorizo de Pamplona... 





La niña que trae suerte

Mención aparte merece una piedra violeta con forma de corazón que puso en mis manos, con la sonrisa dibujada en sus ojos de azabache, una niña preciosa que tenía los dedos pintarrajeados de rotulador.


Me dio por pensar que ese regalo me podría traer mucha suerte, por lo menos en el amor, que ya le vale a Afrodita los nueve meses que me está dando.

Irresistible



Mientras alguien me ofrecía un chocolate caliente con nata y canela, un mensaje inesperado de felicitación vibró en mi teléfono. Pasaban de las dos de la tarde. Siempre es hora y nunca es tarde si a mí me gusta.

El día en sí resultó ser un regalo: Extensiones de vida en tonos azules y dorados, el sol, la música, el viento. Enredado con ellos, un sueño.

Al convento traje pequeños y grandes regalos de Navidad. Cada regalo tiene un significado oculto que solo su destinataria puede descifrar.

  • Un despertador minúsculo para la pequeña sor Todouda, la dormilona.
  • Un cachorro para sor Terita, que en la puerta de su celda tiene escrito "Cuidado con el perro, tiene sentimientos", pero no tenía perro.
  • Un recetario de galletas milagrosas, para sor Hortensia.
  • A sor Alicia del País de las Maravillas, un puñado de ternura confitada.
  • Para sor Rita, unos pompones morados.
  • Una bola de cristal para sor Gafi.
  • Una idea "interesante" para el próximo viaje de sor Marca Pola.
  • Para sor Raimunda (antes sor Casta) un picardías de color rosa.
  • A sor Misterio, un hermoso sueño de diez mil noches.
Todos los regalos han sido entregados, excepto el que traje para sor No: Un "no recuerdo" envuelto en papel azul mar. Sin yo saber lo que contiene, sé que a ella le gustaría, pero solo podrá tenerlo el improbable día en que venga a verme... desnuda.

Cuando faltaba un minuto exacto para que terminase el día, recibí el regalo más sorprendente de todos cuantos me han hecho jamás por mi cumpleaños. Inesperado, deseado, vibrante, de fuego. Como para derretir un corazón de piedra.

No hay motivo de preocupación por mi precioso corazón violeta: lo mantendré a salvo junto a mí  por los siglos de los siglos.

Amén




P.S. Farala, Kali, Elenita, Kika, Luz, Bárbara, Eva, Marcela, Merce(des), Ángela, Lena, Tom, Andrea, Chris, papá, mamá, Babe, Antonio, Esther, Pupe y aquellas que (pienso) no querrían ser nombradas: ¡GRACIAS!

13 comentarios:

Arlene Escarlata dijo...

1º ¡¡FELICIDADEEEEEEEEEESSSSSSSS!!

2º ¡QUÉ GOZADA DE CUMPLE! (y qué ganas de chocolate calentito con nata y demás se me ha puesto!)

3º Tu corazón Violeta me recuerda a uno rojo qué me regaló mi padre para que lo llevara en el bolso para recordarle... desde luego, me acordaba de él... y de su madre! menudo peso extra!jajajja pero fue un regalo muy tierno.

Por cierto, si alguna vez ves que la "suerte" del corazón baja de intensidad, lávala con agua salada, al parecer es la forma de quitar malas energías y recargarla de positivas ;)

Me alegro que te decidieras a salir de la celda, los arcoiris se ven mejor en campo abierto... y por él bajan las osas amorosas! y con ellas nunca se sabe lo que puede pasar :p

Mayte Mederos dijo...

Espero que con esta mamá noela se cumpla lo de que el que parte y reparte... Que después de tanto encierro ya se está mereciendo un palé entero de amores impetuosos y pecados varios, descargado sin miramientos en la puerta de su celda, por dior!!

Sor Raimunda, ex Sor Casta dijo...

Me encanta el picardiassssss, ahora habrá que estrenarlo.
Gracias preciosa, si es que estar en este convento es un gustazo

besos

Pena Mexicana dijo...

Me da gusto que te la hayas pasado tan bien sor, no mencionas a tus anfitrionas pero es muy fácil saber dónde estuviste y creo que difícilmente podrías haber estado en un lugar mejor :)

besitos sis :)

María dijo...

¡Felicidades! ¡Bonito corazón (el tuyo)!

Kika Fumero dijo...

Eureka!! Bienvenida a esta vida, Sorella, ya era hora, que eso de hablar con los muertos no mola nada y da un poco de yuyu...Ays, yo lo tengo más que comprobado: en esa casa en la que te hospedaste te hacen sentir entre algodones! Qué manitas tan lindas las que sujetan ese corazón; y qué corazón tan bonito el que guía esas manos! Afortunada tú!! :-) Te mando un abrazo grande, gordo y fuerte. Ah, y a seguir recibiendo regalos!

Por cierto, encontraron los pendientes al final?? Jaja ;-)

Siempre suya dijo...

Bonitos y tiernos regalos. Un abrazo de felicidades tardías

chris dijo...

Que gusto da que te reciban en un hogar acogedor, y que funcionen tan bien los planes B.

Me encanta la piedra y estoy segura que las manos pintarrajeadas lo llevaban y te lo dieron con toda su ilusión y todo su cariño.
Así merece la pena cumplir años, con tan buena compañía.

Un abrazo enorme Sor Ella. Cuánto me alegro de que haya descorrido el cerrojo!

PD Palabra clave lowingle Es una indirecta hacia dónde me tengo que depilar?

Gutapercha de Jabariego y Gerúndiez dijo...

Menudo maletón de vuelta que te has traído con tanto regalo. Virtudes está que no cabe de gozo.

Al salir has descubierto que luce el sol, porque siempre que llueve sale, con calor e intesidad, como las llamas del fuego.

guada dijo...

me encanta tu post.....dice mucho del momento dulce por el que estás pasando y deseo que dure
muchas felicidades y disfruta de los regalos y los "no regalos"
besos

Lenteja dijo...

Qué bien, felicidades (aunque sea tarde ) Los cumpleaños siempre, siempre son motivo de alegría. Me encanta la foto de las manos y el corazón. Yo voy cogiendo piedrolos de tods sitios... pero no son tan bonitos.
Besos.Lenteja

Ajolin dijo...

Gracias a ti.

cereza dijo...

¡qué bonito corazón violeta! según tengo entendido es el color de la transformación.
Felicidades, que disfrutes mucho todos los regalos que te lleguen.
Este nuevo blog me sobrepasa un poco, pero te sigo como siempre.
Besito.